la fusión de las artes marciales coreanas



la fusión de las artes marciales coreanas

lunes, 11 de noviembre de 2013

Aprender con los mejores

Fin de semana intenso (9-10 de noviembre 2013).

Después de un fin de semana como el pasado, es hora de asimilar lo aprendido, de ponerlo en práctica, de interiorizar las técnicas que los Grandes Maestros con los que he estado nos han transmitido. Como Maestro de mis alumnos y alumno de mis Maestros tengo el deber y el compromiso de hacerlo, aún siendo tanta la información recibida.

El sábado tuve la ocasión de asistir al seminario de Kyusho-jitsu, con el Gran Maestro Bowman y el Maestro Graham, con quién disfruté de una larga sesión de técnicas y aplicaciones del kyusho, tanto en el terreno de la defensa personal como en las diferentes artes marciales que allá nos reunimos. Compartir tatami con maestros y cinturones negros de otras especialidades (karate, aiki-jitsu, krav maga, kyusho, etc...) es una experiencia enriquecedora que me ha abierto la mente a otro tipo de trabajo. Desde aquí, agradecer a mis maestros de Kyusho Jitsu, Raúl Merino y Daniel Suelves su labor, su entrega, su dedicación, por hacernos crecer y por darnos estas magníficas oportunidades.


Seminario de Kyusho Jitsu

Con el Maestro Bowman

El domingo otra magnífica ocasión para evolucionar. De la mano de Josep Bayo y Imma Pujol (representante del MTS en nuestro territorio), recibimos a los Maestros Antoni Montana (fundador del Montana Training System) y el Maestro Jorge Felix Santos en nuestro Dojang. Expertos maestros que nos ofrecieron todo un arsenal técnico para trabajar: sarong, cuchillo, kerambit, kali, kyusho, silat... Increible la habilidad de los maestros para desarmar y ejecutar técnicas tan precisas y eficaces.

De estos dos seminarios y del contacto con los Maestros, nos llevamos un montón de técnicas, de aprendizajes, de recuerdos, y esa magnífica sensación de compañerismo, respeto y humildad que se palpaba en cada momento. Porque ser grande significa también ser humilde, respetar a los compañeros, a los maestros, todas las artes marciales y sistemas de combate, porque de todos ellos podemos aprender y crecer como artistas de artes marciales. 

Seguiremos aprendiendo y luchando hasta que el cuerpo aguante, porque esta es nuestra vida, nuestro camino, nuestro destino: "lo que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad".



1 comentario: